estonia.es  
 
 
 
 
 
Arenques  
 
Si tuviera que nombrar una sola comida que fura la más natural de la cocina estonia, diría: arenques picantes con patatas cocidas, nata ácida, requesón, cebolla y huevos cocidos. Los estonios están muy orgullosos de sus productos lácteos y de su huerta. Además de arenques, en Estonia, podrás degustar: pan negro, embutidos y quesos. Las influencias alemanas y rusas han sido adaptadas en la cocina estonia. Para degustar la cocina estonia, les recomendamos: Tallinna Eesti Maja o Kuldse Notsu Kortsi ambos en Tallin.
Norte de Estonia...
 

Para aquellos que buscan el sabor de Rusia sin la molestia de los visados y los cruces fronterizos, el norte de Estonia es una excelente alternativa.

La gran mayoría de los residentes allí son nativos rusos, y oirás el idioma en las calles, tiendas y restaurantes. Tendrás muchas oportunidades de tomar fotos a hermosas iglesias ortodoxas, rascacielos comunistas y otros legados dejados en Estonia por sus vecinos orientales.

Sin duda la principal atracción de la región es la ciudad de Tallinn, la capital más antigua en el norte de Europa. Su casco antiguo es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por ser uno de los mejor conservados centros medievales de Europa.

Cuenta con una muralla con 26 torres de defensa, el Monasterio de Santa Catalina Dominicana fundado en 1246, un Ayuntamiento con más de 600 años y la Iglesia Oleviste, considerada la estructura más alta del mundo en el siglo XVI.

Además de su magnífico patrimonio histórico y cultural, Tallin es una ciudad dinámica. No es un museo, sino un lugar vibrante, especialmente entre el puerto y el nuevo distrito de negocios.

El centro de la ciudad acoge cafeterías, boutiques y galerías de arte e invita a pasear, explorar sus calles y – por qué no – a ir de compras.

También podrás visitar allí el Museo al Aire Libre de Estonia, donde dar un vistazo a la vida rural, el Parque y Castillo Kadriorg, el Convento Pirita, el romántico jardín Nõmme y los distintivos distritos de casas de madera Kalamaja y Lilleküla.

El mayor Parque Nacional de Estonia, el Lahemaa, está también en la zona y es famoso por su rica naturaleza, patrimonio cultural y bellos lugares de interés.

Las principales atracciones Lahemaa están en sus playas de arena, enormes rocas erráticas y musgosos bosques de pino que albergan a más de 200 especies de aves y casi 900 plantas diferentes.

El cercano pueblo de pescadores en Altja ofrece una visión en la vida de las poblaciones costeras en tiempos antiguos, y el aura romántica que lo envuelve es un verdadero placer para los visitantes.

Las mansiones son, sin duda, uno de los principales atractivos de Lahemaa. La barroca Sagadi Manor es hogar del museo forestal y alberga el seminario internacional anual de escultura en madera. Palmse Manor, con un estanque de cisnes y un vivero de palmas, está en el centro de visitantes del Parque Nacional Lahemaa.

Siguiendo el recorrido encontrarás el Parque Nacional Kõrvemaa, caracterizado por sus misteriosos bosques, pantanos, lagos y estepas.

Kõrvemaa es un hábitat natural para diversas especies de aves protegidas, incluyendo el águila real, el águila manchada menor y la cigüeña negra, junto con una serie de fascinantes plantas.

Este parque también cuenta con experiencias culturales. El museo de A. H. Tammsaare, el gran escritor estonio, ofrece una mirada a la vida agrícola del pasado, acoge las representaciones teatrales en verano, y es el punto de partida para caminatas en la naturaleza.

En la costa encontramos la ciudad de Rakvere, junto al original fuerte de madera Tarvanpää, que data de alrededor del 1200.

Ahora es un museo al aire libre en las románticas ruinas del castillo de los caballeros teutónicos, junto a un área recreativa con un molino de viento y una estatua del símbolo de Rakvere.

Los restos más antiguos de los habitantes de Estonia - que se remontan a más de 10.000 años - se encuentran cerca de Kunda.

No dejes de visitar Ehalkivi, cerca de Kunda y sobre la Península de Letipea. Es la mayor roca en el norte de Europa, ubicada en una zona que estuvo cubierta por enormes capas de hielo durante la última época glacial.

El perímetro de este gigante de roca es 49,6 metros y pesa más de 2400 toneladas. Un poco más al este encontrarás Kalvi Manor, con espléndidas vistas al mar, fuentes y un restaurante de lujo.

 

 
Ciudades...
 
Tallinn...
Tallinn  
Pintoresca, bien conservada y con un aire medieval... y todo esto frente al mar Báltico y rodeada de lagos, bosques y reservas naturales. >>
Tartu...
Tartu  
Tartu es una ciudad universitaria clásica y los estudiantes insuflan su vitalidad al entorno frondoso y tranquilo. >>
Regiones...
 
Suroeste de Estonia...
Rouge  
En el suroeste de Estonia se encuadra la capital de verano Pärnu. Los que prefieran la relajación disfrutaran de las playas de arenas blancas.>>
Norte de Estonia...
Narva  
Para aquellos que buscan el sabor de Rusia sin la molestia de los visados y los cruces fronterizos, el norte de Estonia... >>